Sebastián Piñera y una presidencia en agonía

El taparse los oídos de los presidentes y los políticos en general, son ahora imitados por todo un pueblo que no quiere escuchar nada que venga del gobierno y sobre todo del presidente Sebastián Piñera

 

 

Presidente-Sebastián-Piñera
Presidente Sebastián Piñera

 

Sebastián Piñera es un presidente completamente ausente, su gobierno da claras luces de parecer mas un desgobierno, pareciera que existe un estado pero sin cabeza, ya no se puede hablar solo de errores políticos, acá un tema muy serio de conexión con la realidad, ya que cada movimiento que realiza pareciera una clara provocación para socavar mas aun su paupérrima popularidad y aceptación por parte del pueblo de Chile.

Ya hace unos días hice un resumen de todos los errores políticos de Sebastián Piñera en el manejo de la crisis en la primera semana, pero cada día que pasa es difícil analizar la situación de el presidente de la república, pareciera que no quisiera escuchar o reconocer que tiene al país sometido a un desastre institucional solo visto desde septiembre de 1973, que claramente tiene un contexto totalmente diferente, Salvador Allende creía en su proyecto político ha pesar de lo fracasado que estaba, perdió el poder en un clima de triunfo de convicción y termino muriendo pensando que el camino de la revolución de la empanada y el vino tinto era el camino correcto.

Con Sebastián Piñera no sucede eso, ya que sigue manteniendo una imagen ante los medios como si acá no pasara nada y trata de parchar para dar alguna mejora a las demandas que sin lugar a dudas no serán suficientes ya que las provocaciones que cometió con declarar la guerra a su propio pueblo y que inmediatamente después de estas declaraciones la policía a herido a manifestantes, personas que han perdido los ojos, denuncias de vejaciones a mujeres, niños heridos y ya los mas de 20 muertos, lo tiene inmerso en el error de sacar militares a la calle, lo tiene constantemente dándose vuelta en justificar la represión, y especular que existe gente infiltrada y no decir quienes son solo aumenta el descontento de un pueblo enojado, por todas las inconsistencias en su discurso, los llamamientos a la unidad, pero que no se reflejan en las fuerzas de orden, que siguen actuando con vehemencia, no es ninguna receta pacifica al ambiente, mientras la crisis siga siendo manejada con la represión policial, es imposible que Sebastián Piñera pueda retomar algo de legitimidad en su mando como presidente de la república.

Piñera no logra entender que con cada herido la rabia aumenta, ya que hay una persona herida, una familia furiosa, amigos furiosos, una comunidad furiosa, y eso empieza a multiplicarlo por cada herido, cada violación a derechos humanos, cada muerto, cada persona que perdió el ojo, se insostenible que la gente no tenga rabia y quieran que se vaya del poder, inclusive si existiera una salida para que el país normalizara la crisis, Sebastián Piñera tendrá que aguantar los dos años que le quedan de mandato bajo presión, cuestionamiento político, cuestionamiento internacional, sera toda su vida recordado que en su mandato murieron personas, etc.

Con todo este escenario se presenta cada día que pasa como un gobierno sin agenda política, no tiene hacia donde dirigirse, ya que las acciones tomadas por el mal manejo de la crisis, llevan a que la ciudadanía vea cada acción, cada propuesta como insuficiente y como una migaja, aunque esas mejoras en un gobierno de derecha sean históricas, nada es suficiente porque si ya no tenia peso político antes del estallido del 18 de octubre, ahora no existe, es un fantasma sentado en el sillón presidencial, cada día anuncian algo que no tiene ninguna llegada en la gente.

La pésima elección del nuevo gabinete no lo ayuda en nada a mejorar su pésima imagen, no existe nadie que se pueda tomar la agenda nuevamente con las nuevas propuestas, acá ni siquiera se trata de que la oposición no este de acuerdo, ya que se enfrenta a una oposición en ruinas, si no que existe un pueblo que lo rechaza explícitamente de una manera desesperada, pareciera que,”el taparse los oídos de los presidentes y los políticos en general, son ahora imitados por todo un pueblo que no quiere escuchar nada que venga del gobierno y sobre todo del presidente Sebastián Piñera” cada anuncio que el emite, tienen un rechazo general, cuando son los ministros que anuncian medidas no son criticadas de la manera tajante que lo hacen con Piñera, esta es una clara muestra que el desprecio hacia este gobierno recae casi exclusivamente en su cabeza.

Si le sumamos todos los errores políticos y de gestión en la crisis, la malas decisiones en cuanto a seguridad publica y el descontento social general, la coalición de gobierno pareciera que no tiene convicción alguna de querer salvar la gestión de su presidente, una derecha que logro quebrar José Antonio Kast hace unos meses, y una coalición de gobierno que no logra ponerse de acuerdo en que estrategia ocupar para defender al presidente que ellos levantaron he hicieron campaña, políticos incapaces de comunicar unidad, y que los que mas carácter tienen, no son precisamente los que llamen a calmar las aguas, si no son los que mas la agitan, le suman a Sebastián Piñera una coalición incendiaria y un díscolo corriendo por fuera que cada vez que habla pide radicalizar mas las acciones y exige militares cada 5 minutos como lo hace Kast, todo eso tiene un gobierno que no propone nada que salga de la lógica de la derecha tradicional, Sebastián Piñera no saldrá de esta crisis con reformitas, debe presentar un verdadero cambio en su agenda, y transformar la manera dogmática con que ven la economía en la derecha, esta cerca de la renuncia, aunque su sector no lo quiera reconocer, la salida del presidente Piñera esta muy cerca, el nivel de polarización y de radicalización de las protestas nos tienen al borde del caos Nacional, no se puede salir con la confianza de que llegaras a tu destino, en cualquier momento te cortan las calles o queman un metro de nuevo, destruyen una iglesia o queman una universidad como ocurrió este día viernes.

“Este gobierno decidió tocar este tema Social como un tema de exclusiva seguridad interna con militares y prendió la mecha de millones que nunca mas querían ver militares en la calle por temas políticos internos, las consecuencias de ese error ya las nombre cientos de heridos y violaciones a derechos humanos, errores de procedimiento, etc.”

“La lógica del presidente empresario lo tiene aun convencido que esto es una huelga y no una crisis política social de carácter histórico”

 

Entonces como un presidente no se va a dar cuenta de que llamando al (Cosena) Consejo de seguridad Nacional que reúne a todos los poderes del estado y que solo es llamado para temas de carácter grave que tengan con temas de soberanía nacional para simplemente tomar la once y no informar absolutamente nada relevante, con los otros poderes del estado diciendo que fue una reunión poco productiva e innecesaria, lo dejan no solo haciendo el ridículo, y a la vez nuevamente despreciando y provocando a la gente que están en las marchas y protestas, ya que aunque no lo vuelve a repetir sigue en la lógica de la guerra interna, Sebastián Piñera aun sigue enfocado en la lógica de la guerra fría que el sector mas fanático de la derecha le intenta hacer creer, y que no es capaz de darse cuenta por orgullo y soberbia que el problema a esta crisis se resuelve con gestos que creo que hasta altura ya no creo que sirvan de mucho, ¿pero era necesario que Sebastián Piñera recibiera su sueldo como presidente si es uno de los hombres mas ricos de Chile? esa falta de empatía, de cercanía, de falta de moral y la lógica del presidente empresario lo tiene aun convencido que esto es una huelga y no una crisis política social de carácter histórico.

 

 

Luis Mendez

Chileno Con pensamiento Crítico, de Tercera posición

Participa!!! Todos los comentarios serán aceptados siempre en el marco del respeto